lunes, 30 de abril de 2012

derivado de las redes sociales.

Antecendentes:
Una de mis propuestas es crear escuelas con horarios de 8:00 a 17:00 horas, escuelas que vayan más allá de las matemáticas y el español, donde los niños coman sano, hagan deporte y aprendan arte. Me gustaría saber su opinión acerca de este proyecto.

A Josefina Vázquez Mota:
Presente:
Con el debido respeto que la ley concede y bajo los preceptos Internacionales y Constitucionales derivados de la historicidad  de Nuestra Carta Magna  y en la que prevalece el “Respeto al derecho ajeno es la Paz y bajo la libertad de la Información y libre imprenta con los códigos de ética  que prevalecen en el marco jurídico señalo lo siguiente:
Primero, es inaudito,  reprobable e intolerable semejante propuesta de ampliar los horarios de 8 a 5 de la tarde. Primero la institución educativa  cual fuere, carece de instalaciones donde se pueda  generar alimentación,  desarrollo y subsistencia para los niños y niñas de todos los niveles educativos, así como arte.
Segundo, somos y seguiremos siendo un país tercermundista donde no solo el PRI, No solo el PAN y no solo cualquier izquierda,  ha generado el retroceso en el que vivimos. Recordemos nuestro pasado étnico y cultural.  ¿ya revisó las cifras de rezago educativo Real? No es lo mismo darles un papel que justifique el compromiso burocrático de pasar año sin haber estudiado y aprendido. ¿Cuánta deserción existe? ¿a qué niveles? A duras  penas van los alumnos porque los mandan los padres no porque exista un motivo de querer ir a las escuelas. Pregunte quien va por gusto. No existe la emotividad nata de ir a una institución educativa cuando el maestro no enseña más de lo que dice un programa o una planeación copiada de otros años anteriores. Lo que vemos son maestros con dobles morales, dobles familias dobles trabajos, desaseados, mal vestidos y  en muchos casos con menor preparación que los alumnos pero algunos pobres igual a nosotros, pero con el principio que nos hace seguir empujando y jalando a quienes no dejan ver el progreso de todos y no de uno solo. Resulta ser que los alumnos hiperactivos son una carga cuando son los verdaderos genios de conocimiento, enseñanza y aprendizaje. Ese es el reto del educador.
Tercero. Se carece de toda base jurídica y estructural en el marco legislativo y sobre todo en el marco cultural y tradicional de nuestro pueblo entendiendo este como una sociedad que no ha llevado a la práctica el orden el respeto y la tolerancia y que es de aclarar que en su campaña solo se ve lo que esta orillando. Una apatía de las mismas mujeres y de los hombres  por per juiciosos valores planteados “por ser mujer” derivada de la libertad y derechos de la mujer.
Cuando estuve en la SEP en una de tantas “estúpidas reuniones magisteriales de coordes o de usaer o de aquellas donde se buscaba planear la forma de la educación en México sostenían  que el alumno no sabe leer ni escribir, lejos de saber contar o sumar o restar. La paradoja fue que entre tanto, atreviéndome como es mi obligación y derecho, indique que los alumnos no saben leer por el simple hecho que los maestros no saben leer. Acto que costo mi salida por decir la realidad. Es preferible dentro del sistema corruptible de la educación  no proponer y no crear porque genera inestabilidad a sabiendas que genera evolución.
Le propongo, haga el ejercicio y ponga a leer al azar en público a cualquier maestro de cualquier nivel que le acompaña en su campaña o de donde quiera.  Ese es el nivel, además del compromiso real de un maestro que se compromete con el alumno a ver sus interrogantes su problemas y sus aciertos con cariño y respeto y que los padres no vean a la escuela como una guardería, los que quieren hijos que los mantengan y los eduquen, un verdadero control de la natalidad ante el futuro que nos alcanza.
Coménteme en qué nivel están los maestros. Los niños no. Estos por naturaleza aprenden por imitación jugando.
Cuarto, es una estupidez generar la enseñanza en competencias y en doctrinas extranjeras y que la UNAM una vez tuvo en los Colegios de Ciencias y Humanidades” y hoy piensan que es una novedad. No engañen a la población nada es nuevo, novedoso, esto es una copia fiel de pasados que hoy se señalan como Oportunidades es igual a Pronasol.  Estos paleativos solo generan rivalidad.
Esa no es nuestra enseñanza y legado prehispánico eso corresponde a enseñanzas asiáticas y europeas donde queramos o no  tienen poder adquisitivo, arte, educación y principios.  Cuando se tuvo la experiencia se enseño  jugando, cantando pero sobre todo interactué con padres de familia  para tener la integración de la verdadera educación entre  los 3 ejes que componen este mecanismo. Menos tiempo de enseñanza mayor aprendizaje. Menor tiempo, mayor atención. Menor número de alumnos por maestro mayor aprendizaje. Las instalaciones son lo de menos. ¿Qué dirán los alumnos padres y maestros de las escuelas rurales, de las escuelas populares y de las escuelas particulares? Espero que sepa que es el trabajo del INEA, vea el valor  verdadero de enseñar por bicocas de paga a  mayores de edad que verdaderamente quieren aprender.
Tengo el orgullo de ser mexicano, de enseñar aunque no estemos dentro del sistema corrupto de la SEP, orgulloso de no ser de la Normalista donde el principio es el alumno escucha, aprende y calla. Orgulloso de tener un Alma Mater como la UNAM donde me generó  conciencia, valores, principios de respeto y legalidad, donde la premisa fundamental es ayudar a mis semejantes  sin ver el valor de lo cueste en uno mismo. Orgullo de tener raíces étnicas de mi raza que vio devorar a la serpiente y de venir de tierras donde aprendimos muchas cosas que difícilmente comprendería.
Pensar con la cabeza, con la verdadera fe de una vocación, no solo de un partido político, sino con el corazón y la humildad que no he visto hasta la fecha y que ha desdeñado el verdadero sentido de identidad de los mexicanos.
Que bello ha de ser tener un empleo, vacaciones, tiempo para ir a casa a comer al lado de la mujer, al lado de los padres, de los hermanos y de los hijos y poder compartir la enseñanza aprendida en una escuela, leer juntos valorar y criticar constructivamente lo que nuestro país necesita y ayudar a nuestras instituciones, a nuestros gobernantes y a nuestros aspirantes a gobernar pero esto es solo un mundo ideal donde debemos recobrar nuestra esencia humana y sublime  de nuestros sentidos más profundos de nuestro ser. En ese momento dejaremos de pensar en la ociosidad, en la violencia y en la intolerancia que prevalece hasta nuestros días.
Quedo de usted.

Fernando Sandoval.
Escritor y Analista Político.