jueves, 14 de junio de 2012

ASEGURAMIENTO AGRÍCOLA POBLANO EJEMPLO A SEGUIR PARA PAÍSES LATINOAMERICANOS

 
·         El gobierno de Bolivia solicitó a su similar de México conocer la experiencia mexicana en la atención a desastres naturales
·         La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación recomendó a Puebla para capacitar a funcionarios bolivianos
La Secretaría de Desarrollo Rural del gobierno de Puebla mostró a funcionarios del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras de la república de Bolivia, el proceso de operación del Seguro Agropecuario Catastrófico, así como la mecánica de dispersión de pagos de los cultivos siniestrados.
A recomendación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), porque “el gobierno de Puebla se ha caracterizado y distinguido a nivel nacional por participar activamente en el Componente de Atención a Desastres Naturales (CADENA), será de mucha valía compartir la experiencia con los funcionarios sudamericanos”, propuso la dependencia del gobierno federal.
El secretario de Desarrollo Rural, Pedro Adalberto González Hernández y el Director de Servicios y Apoyos Técnicos de la SDR, Antonio Espejel Claudio, compartieron la mecánica operativa que realiza el gobierno de Puebla para asegurar sus cultivos y unidades productivas ante diversas contingencias climatológicas.
Frente a los embates del cambio climático, se explicó a los funcionarios del Instituto Nacional del Seguro Agrario de Bolivia, el gobierno de Puebla en coordinación con la SAGARPA opera un seguro contra excesos de humedad, heladas, sequías y granizo que son los fenómenos recurrentes en el campo poblano.
Puebla es una de las entidades con mejor protección agropecuaria a nivel nacional toda vez que es la segunda entidad con la mayor superficie agrícola asegurada sólo después de Chihuahua.
El éxito del programa es trabajar en equipo entre las autoridades de los tres niveles de gobierno (federal, estatal y municipal), las compañías aseguradoras y los propios productores agropecuarios a través de los comisariados ejidales.
Todos participan en el proceso de validación de daños a los cultivos o a las unidades productivas y se trabaja para que los pagos de los seguros se activen en el menor tiempo.
En años anteriores, los pagos de los seguros a los productores afectados se tardaban más de un año, en el gobierno de Rafael Moreno Valle solo se demoran unos meses, se comentó en la reunión de trabajo con los funcionarios del Gobierno de Bolivia.
El  director general del Instituto Nacional del Seguro Agrario de Bolivia, Erik Bernardo Murillo, expuso diversas interrogantes entre las que destacaron los procedimientos para recabar los datos de los productores; los requisitos que se piden a los productores agropecuarios para cobrar el seguro de indemnización y  los indicadores para  evaluar los daños en los cultivos.
A los funcionarios bolivianos les interesó conocer también los elementos que permiten determinar el número de hectáreas que se tienen que asegurar; como se deciden las empresas aseguradoras y qué tipo de cultivos se deben cubrir  con el seguro catastrófico.
El subdirector de Prevención de Riesgos de Bolivia, Eduardo Ramírez González destacó que hay mucho interés en su país para adoptar la mecánica con la que trabaja la Secretaría de Desarrollo Rural  frente a las contingencias climatológicas, por lo que este sistema buscarán replicarlo en el campo boliviano.
Posteriormente, los funcionarios de la República de Bolivia se trasladaron a un municipio del interior del estado donde presenciaron el pago de seguros catastróficos a productores afectados por contingencias climatológicas.
Este intercambio de experiencias en materia de seguro agrícola, se realizó en el marco de la Comisión Mixta de Cooperación Técnica y Científica México-Bolivia y estuvo  coordinada por la Secretaría de Relaciones Exteriores.