miércoles, 13 de junio de 2012

La veracidad de las encuestas. Resonancia de Acción Nacional y PRI


 Fernando Sandoval

Estos últimos días de campaña electoral donde ya hay realizado dos debates presidenciales y donde todos han sacado una débil y flácida presentación de proyectos y una serie de ataques del pasado.
No existe quien salga librado de señalamientos y cuestionamientos. La población está avanzando pero también está retrocediendo en eso que llamamos tolerancia. México querido donde todos los mexicanos somos muy bravos entre nosotros, perfeccionadores de todo, que si metió mal el gol, que los espectadores pudieran ver anotado mejor. Esto no es una novedad, históricamente desde antes y durante la conquista de los españoles  los mexicanos arraigados  en etnias  donde nunca quisieron a los Mexicas por tener el desarrollado momento de su nómada forma de sobrevivir desde el valle del Aztlan  se asemeja lo mismo hasta nuestros días. No por algo fuimos conquistados por unos cuantos pero si unos muchos traicioneros por no querer una raza sobresaliente y superior a todas. No era posible sostener que una raza de paso fuera a sobresalir en un islote, en un pantano y donde no se puede vivir y que luego fueran conquistadas todas esas tribus “secundarias” con otras costumbres verdaderamente también atrasadas”.
Para muchos  pudieran pensar que hablo, pero la lógica de la temática implica lo que hemos sido, lo que somos y lo que seremos. Un pueblo avanzadamente crítico pero con grandes errores.  Y hoy estamos viendo lo que los mismos candidatos a la Presidencia de la República  están generando por grupos que operan desde abajo, esto no es una novedad, desde las épocas antiguas  las traiciones y los reacomodos entre españoles para derrocar el imperio azteca que era superior en pensamiento y en obra. Eso es lo que somos. Si hay alguien que propone el cambio y no importa el partido que sea, es mal visto por las mayorías que son mayorías duramente pobres en economía, en sociedad y en conocimiento.
Lo peligroso es que las mayorías que viven en pobreza espiritual, económica y educativa son un reguero de pólvora que con cualquier astuto se dejan manipular y por consecuencia, las mayorías ganan en una democracia fingida por el temor a perder programas sociales que es de destacar, son priistas. Así es, no podemos negar que oportunidades, programas de madres solteras,  tercera edad, despensas u otros programas  que hoy son del PAN, son originarios  del PRI de ese mundo corruptible para muchos porque “como no les dieron en 70 y mas años atrás  todo es malo, pero cuando les toca todo es bueno” y se han hecho de la vista gorda. Oportunistas y vividores del sistema acostas de los ignorantes o de los tolerantes que prefieren  anular el voto, no ir a las casillas o no participar en una obligación más que un derecho  y eso debemos aceptarlo.
En el pasado artículo de mi amigo Jorge Wurzer, atinadamente comento las corruptelas de candidatos que, por actos diabólicos llegaron al poder  o por bendición de Dios son agraciados, pero recordemos que en el reino de los cielos no entra cualquiera y los diablos están en la tierra.
Igual que en la Iglesia, en el sistema político actual, las instituciones como el IFE predisponen una imparcialidad, seguimos dudando del exceso de información de los candidatos para ofrecer un buen circo romano porque nadie pone orden  si no existe una  denuncia sobre procesos electorales y actos ilícitos de campaña.
¿Quién vigila al IFE?  Nadie porque  prejuzgamos que es una institución honesta  imparcial pero es manejada por humanos perfectiblemente  tocados por la tentación del poder político, todos tienen una religión, todos tienen una preferencia partidista, una preferencia sexual  y sobre todo nadie puede entrar si no es con la recomendación de un “señor que este adentro”. Que no se engañe a la población por decir que existen procesos y procedimientos amañados de exámenes que  dudosamente muchos tienen las respuestas y que  otras instituciones que prestan este servicio de CENEVALES ridículos y  dirigidos, pretendan decir que todos juegan en un proceso de selección pero  quien selecciona son unos cuantos consejeros que  burocráticamente  ha hecho de este instituto  un amañado sistema de “democracia fingida”.
Tal aseveración sostiene la manipulación de las encuestas donde nunca vemos quienes han sido encuestados y quiénes  son los encuestadores. Y si las muestras diminutas en bases de 10 por ciento no significan nada, solo márgenes de error demuestran, por lo que en este segundo mes de campaña se dice en porcentual por municipio que: 
Municipios %
Francisco Covarrubias
Julio Lorenzini
Juan Taylor
Alejandro Oaxaca
29
14
27
30
25
40
28
10
15
32
46
7
25
45
25
5
20
38
38
4
20
36
34
10
25
15
40
20
38
20
38
4
39
21
39
5
36
15
14
35

*Muestra censal base 50 habitantes por municipio hrs 12 del día entre semana y no representa la opinión de la mayoría de la población
Distribución por edad y sexo
Relación hombres - mujeres por entidad federativa, 2000, 2005 y 2010
INEGI
Puebla
93.2
91.9
92.0