lunes, 3 de febrero de 2014

El Gobernador si tiene quien le escriba. Replantear políticas públicas sobre las relaciones con medios de comunicación




¡No!  a la incapacidad de voceros de comunicación Institucional

Por Fernando Sandoval Guerrero
Analista político y escritor

N
o cabe la menor duda,  el gobernador Rafael Moreno Valle busca desesperadamente continuar la carrera política por querer ser, no solo un “excelentísimo gobernador de los poblanos” sino el presidente de la República Mexicana ya que ha realizado diferentes tipos de campañas no solo en los medios de comunicación acordes a sus propósitos y a sus pleitesías o a quienes se les ha comprado espacios publicitarios, informativos, inserciones  que mediáticamente como empresas han dado esta prestación en la materia de comunicaciones  sin condicionantes partidistas con el único propósito de  dirigir un mensaje subliminal en estos tiempos anticipados de campañas político-electorales.
Hoy vemos traicionados muchos compromisos como también muchos acuerdos simples y de palabra,  no solo con medios de comunicación sino con la ciudadanía que  busca  una verdadera transformación  gubernamental  en la que algunos medios han sido copartícipes  de  sus propios engaños y de sus propias mentiras.
Como no recordar a ese personaje que se codeaba con el pueblo. Se sentía entre cada uno de los aromas del sudor del trabajo de los hombres, mujeres y niños de las comunidades, desde la Sierra de la Mixteca, hasta los lugares milenarios como San Andrés Cholula donde  constantemente venía a consolidar los acuerdos anteriori-electorales como los consumados  que le dieron el triunfo y que siguen siendo pauta para intereses afines al poder político de sus familiares.
Hoy este territorio es y ha sido disputa no solo en materia electoral sino de  límites territoriales lo que ha inconformado a miles de cholultecas que saben donde es su territorio y quien es el Gobernador Moreno Valle.
La población le ha dado el poder y el cargo de dirigir los destinos de Puebla pero  no puede ser que hoy sin más ni menos los medios de comunicación han sido  constantemente presas de sus desdenes, de sus desaires y de su racismo cuando las políticas en este gobierno han sido muy claras el de gobernar con igualdad de equidad y género no solo en una población con capacidades diferentes sino en el ámbito mediático donde “ a versius life” “vox populi” se les ha boicoteado no solo a estatales sino también a los medios locales y a las expresiones críticas  que le dicen lo que es desde otro estrato, desde otro nivel desde el piso donde caminan millones de poblanos.
No puede ser, que los mismos entes humanos que han emanado de los medios de comunicación, hoy sean entreguistas, conformistas y copartícipes de estos desdenes y de estos desaires corruptos para la prensa mexicana en cualquiera de sus niveles. Hoy,  estos grandes críticos hay llegado a su precio y a su tumba profesional  por ser señalados por sus propios hermanos y sus propios colegas por no defender y no incluir quienes le han dado vida, juego y escenario a un simple mortal que ha perdido su esencia y su valor humano.
Es triste saber que el gobernador quien supo manejar a los millones de conciencias poblanas se deje adular y engañar por personajes que no dejan que se le acerquen al oído para decirle lo fantasioso y lo bello que pasa por donde camina y es una pena que Fernando Crisanto haya cambiado las líneas de la pluma a simples renglones oficialistas.
¡Qué desvergüenza y que traición a sus principios y a su gremio!
¡Qué desgracia y que desdén! que por manifestar diversidades de pensamiento, hoy se dejen de emitir boletines y comunicados de prensa a medios de comunicación diferentes y que cubren otros sectores de la población que una vez estuvieron de la mano en el recorrer de sus campañas electorales y lo único que se muestra es una desesperación y una ambición de llegar al poder por el poder sin sentir a su población.
No solo el periódico Central ha manifestado su extrañeza de que existe una parálisis mediática por el pecado de decir la verdad o de manifestar la críticas, las verdades duelen y también incomodan. También hay que decirlo  pero hoy, muchos directores de comunicación social de otros niveles y de instituciones públicas tienen ese mismo tenor, esa misma arrogancia de sentirse superiores  a cualquier desahogo mediático y lo peor, la manera de mezclarse entre ellos para reproducirse y mantener élites y nepotismos que hacen daño al Estado, quedándose solo como simples burócratas que protegen sus sueldos, sus prebendas y sus regalías muy particulares ajenas al interés común.
No solo parece, es, quien le aplaude, le adula y  ensordece lo que no les gusta a los poblanos sobrevive  con las regalías, en los convenios y sobre todo al acceso de la información y eso es indigno como también anti ético. Quienes esta en contra, son señalados, marginados como un caso de muchos Ernesto Villanueva catedrático de la UDLAP quien ha defendido los interés de las grandes redes de medios, entre otros.
No puede ser que medios como Intolerancia, E Consulta, Central, Cambio, La Jornada, Status, Heraldo de Puebla entre otros locales, que hacen posible esta noble tarea de informar los dolores, sentires  y necesidades de los poblanos bajo los códigos de ética de la Ley de Imprenta y de la  Libertad de Expresión, sean discriminados por un solo ente que no representa  la política del Estado.
Desde años atrás, en inicios de campaña comenzó esta guerra infructuosa desde la creación de las periqueras de prensa para que no se acercasen al gobernador y se tomara un solo ángulo fotográfico como si fuéramos leprosos o nos cuidara de un contagio.
Inverosímil cuando en campaña pedía a gritos Moreno Valle fotografías al lado de “las masas, la prole, el barrio o su gente” Hoy se ha conferido en manos de insipientes y diminutos pensantes que con sus actos confirman solo su derrota y su fin de esta carrera política que puede ser muy positiva con el respaldo de las mayorías sociales e informativas.
No cabe duda, el gobernador Rafael Moreno Valle necesita; no solo asesores de trabajo, necesita también, pisar tierra poblana, que sienta el dolor de su gente, que sienta el cariño de millones  de ciudadanos, que reivindique sus políticas públicas en materia de medios de comunicación, pero sobre todo que reivindique sus desazones hacia la población de proyectos  de imagen y dejar de lado banalidades que no ponen ni representan vanguardia en los corazones de los poblanos.
Señor gobernador Rafael Moreno Valle:
“la población le exige enmendar el camino con un sentido humano desde el interior de sus políticas públicas, dejar de escuchar los aplausos que son fingidos y detenerse a escuchar a los millones de poblanos. Salir a darse sus baños de pueblo como lo hizo en campaña, “dejar  acercarse a los niños, a los hombres, a las mujeres y a los periodistas y quienes le piden también una limosna, porque eso, es lo que buscó y lo que le hizo llegar al pode. Debe acercarse a los que lo necesitan pero sobre todo, a revalorar las políticas públicas y dejar de soñar y de recrear campañas anticipadas que solo generan molestia y gastos que enriquecen a unos cuantos y no responden a las mayorías como a medios de comunicación que le han visto crecer y  que le han dado pauta de fortalecerse en su andar.
Estas semblanzas serán leídas por aquellos que una vez fueron parte del gremio mediático y que hoy muchos medios de comunicación y muchos partícipes en esta noble tarea, dejen de pensar que un medio sirve para el gobierno que sea del sistema por lo que deberá revalorarse el verdadero código de ética que prevalece en un medio informativo en cualquier formato y en cualquier sentido.
Al igual que otras cartas dirigidas a usted, he de mencionarle que de manera respetuosa no puedo felicitarle cuando se ha hecho “el que no escucha o el que no tiene oídos o que sus subordinados no le han pasado la carpeta de prensa  crítica” Eso es inadmisible como también impropio el de utilizar  principios de de proyectos como de una oficina central de gestión o de atención pública general que una vez fueron resaltados en las recopilaciones antes de tomar el cargo y hoy, son parte importante en la transformación del Estado de Puebla como el Centro Integrador de Servicios y han sido alarde de su crecimiento institucional y de sus aplausos sin contar con innumerables proyectos ciudadanos que fueron parte de las mesas de trabajo para su plan de desarrollo y que dudo muchos autores seguimos en la banca.
Es verdad, lleva tres años y solo vemos una sola cosa, arrogancia, despotismo de sus subordinados y vanidad en cualquier enfoque.
A diferencia de otras cartas, yo le puedo decir que “soy poblano orgullosamente” y por eso me duele ver las necesidades de la población, ver que no han sido resueltas, me duele ver,  que hay mas infraestructura pero más pobreza, la población clama justicia, educación, salud, empleo pero sobre todo amor hacia los semejantes, dar la vida por los demás. Se ha perdido el sentido común, el civismo y nuestra identidad.
Ya no veo, ya encuentro a aquel gobernador que  una vez visitó un municipio milenario a pie, que se sentó junto a muchos ciudadanos, hoy se ha alejado de muchas realidades humanas. Porque solo se ha manifestado en políticas particulares con un objetivo, una carrera por el poder político para dirigir este país que busca verdaderos líderes que sean humanistas, sensibles y reivindicadores de sus actos.
Que orgullo tener un futuro Presidente de la República Mexicana Poblano y que fuera con quien nos hemos codeado en el trabajo diario en nuestros distintos escenarios, pero también sería deshonesto que sea alguien que no represente nuestros sentires y nuestras necesidades, dejándose llevar por espejitos de unos cuantos que solo aplauden cuando están arriba pero cuando se pierde esconden la cabeza y le entorpecen su trayectoria.
Señor gobernador, “usted si tiene quien le escriba”.
Tiene quien le dice que todavía hay pobreza, no solo en nuestros semejantes sino también en nuestras familias que también desfallecen y en nuestros bolsillos. En nuestros seres queridos que se cansan y que se enferman, muchos no tenemos  ni siquiera médico, casa y sustento.
Muchos todavía,  nos levantamos a recoger la colchoneta del piso; porque así también, vivimos  muchos y que sabiendo que no contamos con un techo o un hogar digno, si contamos con una esperanza de ver resueltas nuestras necesidades y con una dignidad,  ¡orgullo de ser mexicanos!
Despertamos con encontrar una nota, una noticia positiva y creciente de perseverancia, tolerancia y satisfacción para todos los poblanos y correr a la máquina para procesar la información y darla con orgullo, a todo el mundo entero de que en Puebla si sabemos hacer la cosas con calidad, con veracidad pero sobre todo con humanismo, sabiendo que contamos con alguien que entiende lo que estamos pidiendo a gritos y lo que estamos necesitado muchos poblanos y muchos críticos que queremos una verdadera transformación de fondo.
Señor Rafael Moreno Valle ¡Falta Mucho Por hacer y es el momento!